La web de los profesores que enseñan matemática

Niños de Chile y Finlandia resuelven problemas en las clases de matemática gracias a un proyecto bilateral

Durante tres años, Chile y Finlandia compartieron un exitoso proyecto bilateral de educación basado en la constante colaboración. Niñas y niños de tercero básico de ambos países comenzaron a resolver problemas de final abierto en clase de matemática. Problemas que planificaron y crearon los profesores e investigadores de los dos países, lo que garantizó el éxito para implementarlos en clase. Después de eso, los niños, junto a sus profesores, trabajaban en la resolución de los problemas en 14 aulas chilenas y 10 finlandesas.

Paralelamente, un equipo de investigadores -liderado en Chile por la doctora en matemática Leonor Varas de la Universidad de Chile (CMM- CIAE) y  por el doctor Erkki Pehkoneny de la Universidad de Helsinki, de Finlandia- seguía el proceso: se grababan las clases, se recogían las soluciones de los niños y, luego, analizaban todo el material para sacar las conclusiones. Además, de esas reuniones surgían ideas para los proximos ejercicios.

Fueron siete encuentros al año (uno al mes) en los que niños y maestros aprendían de la experiencia muy involucrados. Estaban tan comprometidos, que niños de colegios de Quinta Normal -la mayoría-, San Miguel, Santiago y La Pintana; se quedaban trabajando, incluso, cuando les llegaba la hora del recreo. Otras veces, la actividad no resultó como se esperaba, pero todos los niños trabajaban y aportaban sus ideas y, en especial, eran críticos con sí mismos y sus resultados.

En total, los estudiantes desarrollaron 21 problemas durante los tres años que duró el proyecto. Los profesores vieron crecer a los niños desde el inicio de tercero básico al final de quinto básico. Pudieron constatar cómo les influía positivamente la forma de trabajar los problemas, pues la resolución trascendía el ámbito de la matemática y abarcaba diferentes áreas. Como la comprensión de lectura, pues los niños debían entender los enunciados que les daban, o la capacidad de explicar sus soluciones verbalmente a toda la clase y sin una pizca de vergüenza. El proyecto los volvía más seguros en su interacción con los demás.

La idea era que niñas y niños aprendieran competencias; más allá del objetivo de resolver problemas. Si bien este proyecto es un aporte a la educación matemática de los estudiantes, se apoya en la importancia y necesidad del traspaso de contenidos matemáticos del currículum escolar que se aplica en Chile.

Qué se esperaba de los niños

En resumen, entre los objetivos del proyecto se esperaba que los estudiantes:

  • Desarrollaran la comprensión y destreza matemática,
  • Fomentaran la creatividad, proponiendo soluciones nuevas, diferentes y sofisticadas a los problemas que se les presentaban.
  • Desarrollaran la confianza en la capacidad de hacer matemática o resolver problemas.

 

Qué aprendieron los profesores

Por otra parte, los profesores que participaron en el proyecto reconocieron que aprendieron de sus estudiantes, tuvieron un cambio en la percepción de su autoeficacia, su matemática y en la enseñanza de la matemática. Además, aprendieron a dar tiempo a sus niños para pensar y para hablar, a hacer errores y a tener mayores expectativas sobre la capacidad de los estudiantes.

Una muestra del impacto del proyecto, se puede ver reflejada en que cuatro de once profesores de Quinta Normal que recibieron el premio de excelencia en la evaluación docente participaron en el proyecto bilateral.

 

Diferentes resultados del proyecto

Otro resultado de este proyecto ha sido la edición de un libro en el que se pueden encontrar 15 problemas de final abierto que se trabajaron en las aulas chilenas. El libro es una herramienta para que los profesores chilenos conozcan por dentro las singularidades del proyecto y sus aplicaciones. Se trata de un material de apoyo para trabajar la matemática que se convirtió en un éxito para sus protagonistas.

En el marco de la investigación se realizó el taller de Resolución de problemas matemáticos en diciembre de 2013, con la participación de 25 expositores de 15 países diferentes.

Fruto del proyecto es que algunos profesores continuan dando charlas y talleres tanto en Santiago y Arica, con el soporte de la municipalidad de Quinta Normal y la Ate Pumanque.

Finalmente, el proyecto AKA-CONICYT 09 Resolución de Problemas de Final Abierto en Clases de Matemática estableció relaciones entre Chile y Finlanda, abrió nuevas líneas de investigación e inspiró nuevas iniciaticas y caminos para ayudar a los profesores y estudiantes en su desarrollo.

Enlaces y noticias relacionadas:

Profesores finlandeses comparten sus experiencias en el aula con docentes chilenos

Resolución de problemas en clase de matemática

foto proyecto interior 1
Niños chilenos trabajando en el problema 2: El Cuadrado
foto proyecto interior 2
La profesora Nancy Alegría Cortés con uno de sus alumnos, de la Escuela Gran Avenida de San Miguel
foto proyecto interior 3
Una sala de clases en Finlandia // MARCELA FERNÁNDEZ
seminario_resolucion_problemas_2013_poster_web02